Comprender el dolor

Todo lo que necesitas saber sobre el alivio del dolor

Explicamos cómo funcionan los distintos tipos de productos para aliviar el dolor, para ayudarte a elegir el mejor para tu caso.

Tipos de alivio del dolor

Existen fármacos para aliviar el dolor causado por los dolores de cabeza, el dolor muscular o articular y la osteoartritis, por ejemplo. Hay muchos tipos distintos de medicamentos para el dolor entre los que elegir y algunos tipos de dolor responden mejor a ciertos tratamientos que otros. Por lo tanto, es importante escoger bien para tratar el dolor con más eficacia. Cada uno tiene sus pros y sus contras, pero hay expertos que pueden ayudarte a elegir el tipo de alivio del dolor más adecuado para tu enfermedad.

Al primero al que puedes acudir es al farmacéutico. Existen expertos en todas las medicaciones y normalmente te pueden ayudar a encontrar el mejor tratamiento para tu dolor. Si tu dolor es más grave, el médico podrá ayudar a identificar la causa y a encontrar tratamientos adecuados.

Las terapias de venta libre, que se venden sin receta médica, suelen usarse para aliviar el dolor de leve a moderado. Las medicaciones prescritas por el médico suelen proporcionar un alivio del dolor más potente. Cualquier tratamiento para aliviar el dolor solo debe aplicarse si lo indica el médico o farmacéutico.

Mientras que muchos analgésicos contienen fármacos que ayudan a reducir el dolor y la inflamación, también hay productos no medicinales que contienen principios no activos. Estos suelen actuar calentando o enfriando la zona afectada para calmar el dolor y reducir la hinchazón.

Analgésicos

El acetaminofeno (paracetamol) es un analgésico que alivia el dolor y reduce la fiebre actuando en las partes del cerebro que reciben los mensajes de dolor y controlan la temperatura corporal. En resumen, el cerebro no registra el dolor que se envía desde las zonas dañadas del cuerpo.
El acetaminofeno puede comprarse en farmacia, aunque puede prescribirlo el médico en dosis más fuertes o combinado con otros principios activos. El acetaminofeno es un principio activo que se encuentra en muchos medicamentos de venta libre y con receta – no solo en analgésicos, sino también en medicamentos para la tos y el resfriado. Como medicamento de venta libre, se ha demostrado que es eficaz para las personas con un dolor de leve a moderado.

*congenital insensitivity to pain - Genetics Home Reference. 2016. congenital insensitivity to pain - Genetics Home Reference. [ONLINE] Disponible en: https://ghr.nlm.nih.gov/condition/congenital-insensitivity-to-pain.

AINEs

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) están disponibles en forma tópica u oral, de venta libre o solo con receta en base al tipo e intensidad de la medicación específica. Los AINEs ayudan a reducir la fiebre, la hinchazón y la inflamación, y a aliviar el dolor. Algunos de los medicamentos comunes de la categoría de los AINEs son el diclofenaco, el ibuprofeno y la aspirina.

Los AINEs pueden ser muy eficaces en muchos tipos de lesiones o desórdenes musculoesqueléticos dolorosos. Hay que recordar que los AINEs orales a veces pueden causar efectos secundarios gastrointestinales o cardiovasculares, por ejemplo, las fórmulas tópicas en ocasiones pueden irritar la piel en la zona de la aplicación. Por lo que, aunque la mayoría de las personas puede tomar AINEs sin problemas, siempre hay que consultar al médico antes de tomarlos durante un periodo prolongado o si existe algún problema.

Tratamientos no medicinales

Al igual que los fármacos contra el dolor, también existen muchos tratamientos no medicinales que pueden aliviar el dolor. La mayoría funciona calentando y/o enfriando la zona o articulación afectada. El alivio del dolor mediante el calor actúa aumentando el flujo sanguíneo en la zona en la que se siente dolor, como por ejemplo, en la espalda si te duele la espalda. También puede relajar los músculos de la zona afectada.

Por otra parte, el frío actúa sobre las grandes fibras nerviosas, aliviando temporalmente las sensaciones de dolor que se transmiten a las fibras nerviosas más pequeñas. El frío puede reducir la hinchazón y la inflamación al contraer los vasos sanguíneos (un proceso llamado vasoconstricción). Suele recomendarse aplicar hielo en las lesiones deportivas, como esguinces y torceduras de tobillo o rodilla, para ayudar a reducir la hinchazón.

Saber más

¿Qué es el dolor?

¿Por qué sentimos dolor? Analicemos la definición de dolor y los motivos por los que hay distintas maneras de experimentarlo.

leer más

Dolores y tratamientos

Descubre cómo se debe tratar el tipo de dolor específico...

leer más

¿Cómo funciona Voltadol?

Descubre cómo Voltadol alivia el dolor, reduce la inflamación y acelera la recuperación.

leer más