Dolor de rodilla

Conoce los síntomas, tipos y causas del dolor articular

Las articulaciones sinoviales son las principales articulaciones del movimiento del cuerpo humano; se enfrentan a diario con distintas presiones y con frecuencia pueden sufrir daños que producen dolor articular.
Tratar el dolor

¿Qué es el dolor articular?

El dolor articular afecta a distintas zonas del cuerpo, como los dedos de manos y pies, las muñecas o las rodillas, y suele ir unido a rigidez, dolor a la palpación e inflamación. El dolor articular, la artritis o la artrosis (la forma más frecuente de artritis) puede ir acompañado de inflamación de una o más articulaciones y se produce de distintas maneras. Por ejemplo, en la artrosis, el cartílago de la articulación (el tejido esponjoso que protege las articulaciones) se deteriora, y su capacidad para regenerarse es limitada, lo que produce una pérdida de cartílago con el tiempo. Como resultado, los huesos desprotegidos se rozan uno contra otro y producen inflamación, dolor y protuberancias óseas en la articulación, provocando así rigidez y dificultad de movimiento.

Las articulaciones que suelen doler con mayor frecuencia son la sacroilíaca y las articulaciones de la rodilla, la cadera y el hombro. La articulación sacroilíaca está situada en la confluencia de los huesos sacro e ilion (huesos de la pelvis). Está situada bajo la zona lumbar de la columna y por encima del coxis, y transmite toda la fuerza del tórax a la pelvis, las caderas y las piernas. De todas las articulaciones, la articulación de la rodilla es tal vez la que sufre daños con mayor frecuencia y la más susceptible de causar dolor.

Síntomas del dolor articular

El dolor articular afecta a distintas zonas del cuerpo, como los dedos de manos y pies, las muñecas o las rodillas, y suele ir unido a rigidez, dolor a la palpación e inflamación. El dolor articular, la artritis o la artrosis (la forma más frecuente de artritis) puede ir acompañado de inflamación de una o más articulaciones y se produce de distintas maneras. Por ejemplo, en la artrosis, el cartílago de la articulación (el tejido esponjoso que protege las articulaciones) se deteriora, y su capacidad para regenerarse es limitada, lo que produce una pérdida de cartílago con el tiempo. Como resultado, los huesos desprotegidos se rozan uno contra otro y producen inflamación, dolor y protuberancias óseas en la articulación, provocando así rigidez y dificultad de movimiento.

Los tipos de articulaciones que suelen doler son las de los dedos de las manos, las rodillas, las caderas, los tobillos y los hombros.

Puede existir una acumulación de fluidos en las articulaciones por la inflamación, lo que puede hacer que se hinchen.

01

Los síntomas también pueden incluir entumecimiento, hormigueo, rigidez y una menor amplitud de movimiento.

02

En la osteoartritis, la capa protectora de las articulaciones puede dañarse y hacer que la articulación esté hinchada, rígida y duela.

03

¿Cómo te afecta el dolor articular?

Las articulaciones se enfrentan constantemente a la presión y las lesiones como parte de los movimientos cotidianos. La articulación de la rodilla es especialmente vulnerable a las lesiones y al dolor, porque absorbe todo el peso del cuerpo, así como cualquier fuerza adicional al correr o saltar. La probabilidad de experimentar dolor en las rodillas aumenta con la edad, y también las personas con sobrepeso o que practican muchos deportes tienen un mayor riesgo de lesiones en esta parte del cuerpo. Por ejemplo, los corredores suelen padecer dolor en las rodillas y los tobillos porque el deporte que practican implica un impacto fuerte y constante del cuerpo contra el suelo.

Tratar el dolor

¿SABÍAS QUE…?

Existen seis tipos de articulaciones sinoviales que hacen posible la mayoría de movimientos del cuerpo: las rótulas por ejemplo en hombros y cadera, en pivote en el cuello, las planas o artrodia en muñecas y tobillos, la silla de montar o de ancaje recíproco como base de los pulgares, en bisagra o troclear en rodillas y codos, y las condileas o elipsoidales que permiten el movimiento lateral, por ejemplo en dedos de manos y pies.

El 88% de los españoles que sufre dolor corporal dice sentir dolor en las articulaciones.*

*GSK Global Pain Index Research 2018

Causas

Entre las causas frecuentes del dolor articular se encuentran la artrosis, los esguinces o las fracturas derivadas de lesiones o accidentes. Existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer dolor articular, como daños en la articulación por lesiones o intervenciones quirúrgicas anteriores, la predisposición genética, la estructura anatómica de las articulaciones afectadas y la obesidad, ya que en este caso las articulaciones se ven expuestas a una presión excesiva.

¿Por qué sufrimos dolor articular?

Como parte del movimiento diario, las articulaciones soportan constantemente presión y daño. La articulación de la rodilla es especialmente vulnerable porque soporta todo el peso del cuerpo y cualquier fuerza adicional al correr o saltar.

Las personas mayores son más propensas a sufrir dolor en las articulaciones

¿Quiénes tienen más posibilidades de sufrir dolor articular?

La gente tiene más posibilidades de sufrir dolor de rodillas cuando envejece y las personas que tienen sobrepeso o hacen mucho deporte también tienen un riesgo mayor de tener lesiones en las rodillas.

Motivos comunes de dolor en las articulaciones

Causas comunes del dolor articular

El dolor articular suele ocurrir por una lesión (p. ej. torcerse la articulación de la rodilla o tobillo practicando deporte) u osteoartritis, que suele afectar a las rodillas, las caderas y las pequeñas articulaciones de las manos.

Diagnóstico

El diagnóstico del dolor articular corresponde al médico. Si el dolor es fuerte o persiste, o si este se acompaña de hinchazón, enrojecimiento, dolor en la palpación y sensación de calor alrededor de la articulación, se recomienda acudir al médico.

Tratamiento experto

Si el dolor articular está acompañado por hinchazón, enrojecimiento, sensibilidad y calor alrededor de la articulación, es recomendable que acudas al médico, que puede aconsejarte ejercicio ligero o solicitar una o varias pruebas, como rayos X o un análisis de sangre, para ayudar a determinar la fuente del dolor y el tratamiento más adecuado. Puede que el médico te recomiende fármacos antiinflamatorios para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

Personas mayores sentadas

Tipos de dolor articular

Conoce nuestra gama

Descubre cómo te pueden ayudar nuestros productos

Descubre la gama de productos Voltadol para encontrar el producto adecuado para tratar el dolor.

Leer más

Gama de productos Voltadol

Saber más

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es una respuesta del sistema inmunitario para proteger el organismo de infección y lesiones. Su finalidad es localizar y eliminar el tejido dañado para que el cuerpo pueda empezar a recuperarse.

leer más

¿Qué es el dolor?

¿Por qué sentimos dolor? Analicemos la definición de dolor y los motivos por los que hay distintas maneras de experimentarlo.

leer más

Todo lo que necesitas saber sobre el alivio del dolor

Explicamos cómo funcionan los distintos tipos de productos para aliviar el dolor, para ayudarte a elegir el mejor para tu caso.

leer más