Dolor de espalda baja

Saber más sobre el dolor de espalda

El dolor de espalda afecta a mucha gente en todo el mundo. Para hablar de un alivio del dolor, hay que empezar por entender sus tipos, causas y síntomas.

Tratar el dolor

¿Qué es el dolor de espalda?

La mayoría de las personas padecerá dolor de espalda en algún momento de su vida. El dolor de espalda puede ser desde una pequeña molestia constante hasta una repentina punzada de dolor agudo que dificulta el movimiento. Puede aparecer de manera rápida tras una caída o al levantar un objeto muy pesado o ir aumentando de manera progresiva.

Entre los tipos de dolor de espalda se encuentran la lumbalgia, la dorsalgia y la cervicalgia. La lumbalgia es el más frecuente, y afecta a la zona comprendida entre la base de las costillas y el principio del muslo. Por el contrario, la cervicalgia no es un trastorno tan frecuente, aunque sí produce molestias y dolor considerables. El dolor de espalda se manifiesta de dos maneras: el dolor agudo que se produce de repente y suele tener una duración inferior a seis semanas, y el dolor crónico que se puede prolongar durante más de tres meses. El dolor crónico es menos frecuente que la lumbalgia, la dorsalgia y la cervicalgia.

Síntomas

El dolor de espalda puede manifestarse de distintas maneras, y su intensidad puede ir de leve a intensa, afectando la movilidad de la persona.

Entre los síntomas del dolor de espalda se encuentran las molestias musculares, el dolor punzante, el dolor que se irradia hacia abajo por la pierna limitando la flexibilidad o la amplitud de movimientos de la espalda.

01

Puede sentirse como una especie de hormigueo o quemazón, una molestia leve o un dolor intenso.

02

En función de la causa del dolor en cada persona, también se pueden sentir molestias en la pierna, la cadera o la planta del pie, así como experimentar síntomas de debilidad en piernas y pies.

03

¿Cómo te afecta el dolor de espalda?

Si padeces dolor de espalda podría resultarte difícil realizar determinadas actividades, por lo que podrías ver interrumpida tu vida diaria y reducida tu calidad de vida. Movimientos como subir escaleras, levantar objetos pesados (u objetos que normalmente podrías levantar sin dificultad) podrían resultarte complicados, y podrías sentir hormigueo o entumecimiento al moverte o al quedarte quieto.

Tratar el dolor

¿SABÍAS QUE…?

El 72% de los españoles dice que el dolor corporal impacta negativamente en su vida profesional.*

El 91% de los españoles sienten dolor en las lumbares.*

*GSK Global Pain Index Research 2018

¿Por qué sufrimos dolor de espalda?

El dolor de espalda puede tener muchas causas. Estas pueden incluir lesiones, problemas articulares y espasmos musculares (músculos muy tensos). Conocer la zona donde se concentra el dolor puede ayudar a entenderlas.

Motivos del dolor de espalda baja

¿Qué causa el dolor de espalda?

El dolor lumbar suele estar causado por:

  • Espasmos musculares o un esguince o desgarro de los músculos y ligamentos
  • Esto puede ocurrir después de:
    - Inclinarse, levantar o llevar objetos pesados
    - Sentarse o conducir en una posición encorvada

El dolor en la parte superior de la espalda suele estar causado por:

  • Irritación muscular causada por debilidad muscular
  • Accidentes y sobrecarga o lesiones deportivas

La mayor parte de las cervicalgias surge a raíz de una inflamación muscular o una disfunción articular. La inflamación muscular puede producirse por debilidad, lesiones por sobresfuerzo (movimientos repetitivos), lesiones deportivas o accidentes, que provocan dolor a causa de la inflamación de los músculos de la espalda.

 

Motivos del dolor de espalda en el trabajo

Causas del dolor de espalda en el trabajo

Si tu trabajo implica las siguientes tareas y estas no se realizan adecuadamente, esto puede provocar dolor de espalda:

  • Levantar, cargar objetos, empujar o tirar incorrectamente
  • Estar sentado o conducir durante largos periodos sin hacer pausas
  • Estar de pie o inclinado durante largos periodos

Otras causas del dolor son la artrosis (el tipo de artritis más frecuente), las irregularidades óseas o las anomalías de la anatomía de la espalda, como la curvatura anormal de la columna vertebral o escoliosis, y el embarazo, a causa del aumento de hormonas, el aumento de peso y una postura incorrecta.

Actividades diarias que pueden provocar dolor de espalda

Actividades diarias que pueden causar dolor de espalda

Cualquier actividad cotidiana en casa o en el trabajo puede desencadenar un dolor de espalda. Ya sea de manera repentina al inclinar la espalda de forma brusca, o bien progresivamente a lo largo del tiempo a consecuencia de haber estado sentado o de pie en una posición inadecuada. Entre estas actividades se encuentran:

  • Inclinarse de manera brusca o repentina
  • Levantar, transportar, empujar o tirar de un objeto de manera incorrecta
  • Sentarse en mala postura
  • Permanecer de pie o agachado durante mucho rato
  • Girarse
  • Estirarse demasiado
  • Permanecer sentado o conducir durante largos periodos sin descansar

Diagnóstico

El diagnóstico del dolor corresponde al médico, en los casos en que el dolor de espalda se prolongue durante más de 6 semanas o no mejore con reposo, es especialmente importante consultar con tu médico.

Tratamiento experto

En algunos casos, no es necesario que vayas al médico por el dolor de espalda porque el farmacéutico te puede recomendar analgésicos para tratarlo. Pero si te cuesta aguantar el dolor o dura mucho tiempo, deberías acudir al médico. El médico te examinará la espalda y te preguntará cuándo te empezó a doler, dónde te duele, si mejora o empeora a veces y si te había ocurrido antes. Puede que el médico solicite más pruebas para determinar la causa del dolor. También puede que el médico te aconseje cómo aliviar el dolor y te recomiende analgésicos, emplear calor o hielo y realizar ejercicio ligero, como caminar. 

Imagen de niño a caballito

Datos sobre el dolor de espalda

Te damos algunos consejos para prevenirlo:*

Imagen del punto 1

Cuando cargues con bolsas, distribuye el peso de forma equitativa entre los brazos.

Imagen del punto 2

Cuando levantes cargas, flexiona las rodillas, mantén la espalda recta y contrae el abdomen para evitar sobreesfuerzos.

Imagen del punto 3

Si trabajas sentado, procura levantarte cada rato. Incluso puedes realizar algunas tareas mientras caminas, como por ejemplo, hablar por teléfono.

Imagen del punto 4

Realiza a diario una rutina de ejercicios breves para equilibrar la tensión muscular que producen las actividades del día a día. Por ejemplo puedes practicar yoga o pilates.

Imagen del punto 5

Come de forma sana y bebe agua. Un peso saludable ayuda a evitar el dolor de espalda.

*Si sientes dolor o tienes alguna duda, te recomendamos que consultes siempre a tu médico*

Conoce nuestra gama

Descubre cómo te pueden ayudar nuestros productos

Descubre la gama de productos Voltadol para encontrar el producto adecuado para tratar el dolor.

Leer más

Gama de productos Voltadol

Saber más

Tipos de dolores y cómo manejarlos

¿Por qué sentimos dolor? Analicemos la definición de dolor y los motivos por los que hay distintas maneras de experimentarlo…

leer más

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es una respuesta del sistema inmunitario para proteger el organismo de infección y lesiones. Su finalidad es localizar y eliminar el tejido dañado para que el cuerpo pueda empezar a recuperarse.

leer más

¿Qué es el dolor?

¿Por qué sentimos dolor? Analicemos la definición de dolor y los motivos por los que hay distintas maneras de experimentarlo.

*GSK Global Pain Index Research 2018

leer más
El 93% de los españoles sufre dolor corporal El 93% de los españoles sufre dolor corporal